Comprar en Segunda Mano: otra manera de Reciclar

0

Hoy quiero hablarles de algo que está súper en tendencia y que, a la vez, es muy bueno para nuestro planeta: ¡comprar en segunda mano! Sí, eso de encontrar tesoros en tiendas de segunda mano, mercadillos y hasta online, no solo es emocionante, sino que también es una inteligente forma de reciclar.

Beneficios de comprar en segunda mano

Cuando compramos algo de segunda mano, estamos dando una segunda vida a ese objeto, que de otra manera, acabaría, lo más probable, en el cubo de la basura. Si tenemos en cuenta que la industria de la moda es una de las más contaminantes, sabremos que cada vez que elijamos una prenda de vestir de segunda mano, estamos ayudando a reducir la cantidad de ropa que termina en los vertederos.

Las aventuras de la Compra

Buscar cosas de segunda mano puede resultar toda una aventura. Nunca sabemos que nos vamos a encontrar. Podemos encontrar desde una prenda de ropa no vendible ya en tiendas, un mueble totalmente diferente, artículos hechos por el mismo vendedor, con su toque personal, aquella moneda o sello antigüo que nos faltaba para terminar nuestra colección, un increíble juguete para nuestros peques, algo que haga felices a nuestros peluditos, o algún artículo que ya no se fabrique entre otras muchas otras cosas. También, en ocasiones, podemos encontrar artículos totalmente nuevos, sin siquiera estrenar, con un precio de segunda mano. Comprar en Segunda mano, puede resultar como comprar un trocito de historia.

Económico y ecológico

Nuestro bolsillo también nos lo agradecerá, pues comprar en Segunda Mano, nos va a salir más económico, Pero, más allá del ahorro, hacemos un bien al planeta. Producir cosas nuevas consume muchísimos recursos: Agua, energía, materias primas… Al elegir algo usado, estamos evitando ese gasto adicional, y de paso, ayudamos a disminuir la demanda de productos nuevos.

Un Mundo de Opciones

Por suerte, hoy en día, tenemos un abanico de opciones para comprar en segunda mano. Desde los mercadillos, hasta las clásicas tiendas de caridad, también aplicaciones y páginas web especializadas, y teniendo además la opción de poder vender lo que ya no usamos, promoviendo aún más el reciclaje.

Por eso es muy interesante plantearnos esta interesante opción y a la vez divertida, económica y ecológica, de conseguir aquello que necesitemos, o simplemente darnos un capricho a un buen precio. También poder hacer un regalo original y diferente.

En el siguiente artículo les hablaré de la experiencia tan enriquecedora y variada de pasear por los mercadillos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.