La Asociación Balear Inmobiliaria Nacional e Internacional (ABINI) muestra su preocupación ante la previsible subida de impuestos para los compradores de viviendas de más de un millón de euros porque supondrá un duro golpe a la economía balear. Medio punto, según parece, se quiere incrementar este gravamen en una comunidad que ya es número uno en España en impuestos más altos para este tipo de viviendas y el doble que en países como Alemania.

En declaraciones del presidente de ABINI, Hans Lenz, “La subida de impuestos con Francina Armengol ha sido imparable. En Baleares somos campeones en presión fiscal relacionada con la vivienda, tanto en España como en todos los destinos competidores. Desde hace años ya se dice que las Islas Baleares son un “infierno fiscal”.

Desde ABINI lamentamos que no se consulte a los expertos en este tipo de operaciones y que se busque edulcorar la medida con anuncios de bajadas de presión fiscal para la compra de pisos con importes inferiores a 200.000€. “Somos los primeros que estamos trabajando codo con codo con la Administración para garantizar una vivienda digna y accesible para personas con bajos recursos pero en ningún caso a costa de gravar viviendas de lujo. Pensamos que si realmente se quiere equilibrar la balanza habrá que llevar a cabo una inversión directa en vivienda nueva a precio asequible por lo que pensamos que no solo basta bajar impuestos a las viviendas más económicas sino también a las de tramo medio”, ha añadido Lenz.

Porque, según apunta ABINI, a la posible nueva subida que prevé el Govern de las Islas Baleares, hay que sumar las 42 subidas de impuestos realizadas por Pedro Sánchez. “Como agravante, si es que cabe, hay que mencionar el impuestazo que representa el arbitrario valor de referencia de valor catastral que entró en vigor este año. Es difícil calcular el impacto económico negativo que ha tenido el aumento de recaudación del valor de referencia catastral pero ya llegan noticias de verdaderas injusticias a nivel impositivo ante las cuales el ciudadano no tiene defensa posible” ha enfatizado Lenz.

Pedimos sensatez al Govern porque la avaricia rompe el saco. “Nos pensamos que no tenemos competidores en el mercado residencial, que no hay otro lugar donde el inversor tenga puesto el ojo y que no nos podemos permitir subidas de impuestos sin valorar los efectos que puede llegar a tener dejar de ser atractivos para los inversores o para aquellas personas que fijan en Baleares su segunda residencia. “Por un lado el Govern quiere sanear las cuentas y el déficit a costa de la subida de impuestos a las viviendas más caras y a la vez, el mismo gobierno proclama la limitación de la compra de inmuebles a extranjeros. Es una sinrazón que solo se justifica si el verdadero interés que esconde el equipo que lidera Armengol es que Baleares caiga en quiebra porque mientras Europa avisa que entra en recesión aquí creemos que vivimos una época bollante y en plena expansión económica” ha apuntado Lenz.

Acerca del autor de la publicación

REDACCIÓN

Abrir chat
1
¿Cual es tu información o denuncia?
GRUPO PERIÓDICO DE BALEARES, tan pronto nos resulte posible, será atendido, gracias.
A %d blogueros les gusta esto: